Viajar al norte de Chile y al desierto de Atacama

Conocer el Desierto de Atacama es nutrirse de la energía que emanan las culturas ancestrales que allí habitan, a pesar de ser éste el desierto más árido no solo del continente sino del mundo entero. Poblaciones que mantienen intactas sus tradiciones y culturas y que están a más de 4.000 metros de altura son paisajes que merecen ser fotografiados.

Atacama desertOtro de los paisajes interesantes de esta parte del país son los géiseres, salares y lagunas que existen. Además, por ser Chile uno de los lugares privilegiados para la observación de astros, puede comenzar también un viaje por las estrellas teniendo como centro de despegue cualquiera de los observatorios astronómicos de la zona.

Para turistas más habituados a turismo de playa, también pueden disfrutar de la costa con sus arenas claras donde podrán realizar cualquiera de los deportes náuticos.

Parque Nacional Lauca

En este parque uno de los mayores atractivos es el Lago Chungará, el cual está en la base del volcán Payachata. Además, este lago es uno de los más altos del mundo. Además de visitar sitios arqueológicos de interés, también puede visitar el pueblo de Chucuyo y la iglesia de Parinacota. Chungará, Ajata y Cruzane son otras poblaciones que lo harán volar hasta la época precolombina junto a la población originaria aimara.

Acá podrá acampar dentro de algunas de las cuevas y comer lo que de manera natural haya pescado en el río, haciendo de esta una experiencia inolvidable.

Géiser del Tatio

Apenas sale el Sol los cráteres del Tatio ofrecen un espectáculo inolvidable al emitir impactantes fumarolas de vapor blanco. Luego puede dedicar algunas horas a observar las aves que salen de sus escondites y que se acercan hasta los cáctus gigantes para buscar alimento. Y en el transcurso del día puede retomar las energías gastadas bañándose en las aguas termales.